Inicio > Guatemala, Noticias > Quien arma a los “Zetas” en Guatemala?

Quien arma a los “Zetas” en Guatemala?

Cuando el 24 de abril un grupo de narcotraficantes asesinó a cinco policías en Amatitlán, las autoridades compararon el armamento de los narcos con el arsenal de un batallón del Ejército. En esa frase se escondía, como suele suceder con el lenguaje figurativo, una gran verdad: el grupo que asesinó a los policías utilizó municiones, fusiles e incluso granadas robadas del almacén de armas del Ejército de Guatemala.

El robo

Los rumores de un robo grande en la bodega de material de guerra del Ejército de Guatemala en la base militar Mariscal Zavala eran fuertes. Por eso en febrero de 2008 los jefes de ese departamento emprendieron una inspección. Esta se extendió durante cinco meses y concluyó en julio. Los resultados revelaron indicios de robo, no se estableció la fecha pero la sospecha era que sucedió entre julio 2007 y enero de 2008.

La desaparición se notificó al jefe del Estado Mayor de la Defensa en ese entonces, pero la denuncia quedó sobre su escritorio. Y diez meses después, en octubre de 2008, a raíz de esa inspección, empezó un proceso formal de auditoría que concluyó a finales de diciembre.
El 3 de enero de 2009 le fueron presentados los resultados al jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Juan José Ruiz Morales: faltaban más de 500 armas entre pistolas, fusiles, ametralladoras y lanzagranadas. Además de más de un millar de granadas de diferentes tipos y miles de miles de municiones.

Él notificó al Ministro de la Defensa, Abraham Valenzuela, y según Valenzuela, de inmediato lo denunció ante el Tribunal Militar y pasó además la noticia al Presidente Álvaro Colom.

¿Cómo salieron las armas del almacén de municiones? El lugar es tan custodiado que parece un búnker: más de una decena de soldados hacen guardia día a día; para llegar o salir de él deben atravesarse dos inspecciones rigurosas, sin contar los controles de ingreso a la propia base militar en el Mariscal Zavala. ¿Cómo pudieron robarse 500 armas y más de mil granadas de ese lugar? “Yo también me lo pregunto”, respondió el ministro Valenzuela, “por eso ya se está investigando para castigar a los responsables”.

El Ministro, abordado hace dos días durante la ceremonia de bienvenida al presidente Luiz Inácio Lula, no reveló detalles ni el número de armas robadas. Tampoco cuándo trasladó el hecho al Tribunal Militar.

La custodia directa del armamento corresponde, en primera instancia, a los guardalmacenes, quienes se encuentran bajo el mando del Jefe de Servicio de Material de Guerra (SMG). El oficial que solicitó la auditoría formal que reveló el robo, coronel Carlos Toledo, según el ministro Valenzuela, se encuentra ahora en estado de disponibilidad.     En la jerga militar eso significa que está de alta, pero alejado de su puesto mientras la investigación dilucida los hechos. Al mismo tiempo el Ministro descartó que el coronel Toledo sea el responsable y aclaró que esa separación corresponde a una medida que “facilita la averiguación”.

Un hecho relevante en esta denuncia fue el siguiente: que el día que concluyó la auditoría, uno de los oficiales que constató la desaparición escribió un acta,  en ella responsabilizó a dos militares de cualquier incidente que sufra él o su familia: el mayor Jairo Sierra y el capitán Pablo de León Franco quedaron inscritos en ese oficio bajo esa advertencia.

Armas para los narcos

Encontrar a los responsables de armamento perdido en el Ejército de Guatemala implica ese tipo de hechos: amenazas y miedo. Y encontrar las armas perdidas en este territorio parece difícil. Pero no lo es. Aquí un día determinado se desata una balacera entre narcos y policías, y de paso se descubre un arsenal en una bodega al sur de esta capital. Hasta el detective más perdido encuentra pistas.

Y las pistas se revelaron a sí mismas en el allanamiento efectuado después del asesinato de los policías en Amatitlán. Mientras los policías contabilizaban el arsenal en la bodega de narcos mexicanos, descubrieron que las cajas donde guardaban sus municiones tenían estas insignias: IMG (Industria Militar Guatemalteca).

Además se leía en ellas “Fábrica de municiones del Ejército”. Había cartuchos 5.56 para Galil y M16, precisamente el tipo de fusiles que robaron en la bodega militar. También había lanzagranadas y municiones para este tipo de artefactos: granadas 40 mm, ambos equipos forman parte del arsenal desaparecido. Como también forman parte de las armas perdidas, las granadas de mano M26A2.

Una fuente vinculada a la investigación de las armas desaparecidas confirmó que el número de lote de las granadas 40 mm halladas en Amatitlán (cuya nomenclatura empieza con este registro EC-84D610) pertenece justamente al lote que desapareció. Y además, 157 granadas de las 500 que se decomisaron en Playa Grande, Quiché, el 28 de marzo, corresponden a la misma serie.
Valenzuela no quiso confirmar este dato.

Soldados en búsqueda

Los operativos antinarcóticos realizados por la Policía desde finales de 2008 hasta hoy cuentan con invitados especiales. Agentes del Ejército se han presentado en Cobán, Petén, Izabal, Huehuetenango y la capital para tomar nota de qué se incauta a fin de establecer si en las armas decomisadas hallan su armamento robado.

A Amatitlán el resultado positivo. En las fotos de prensa del operativo se ven kaibiles e incluso agentes de Inteligencia Militar alrededor del operativo.

Pero apenas son alegrones de burro. Lo que hallaron en las dos últimas operaciones apenas es un porcentaje de todo lo perdido.

La Policía aseguró en ese en-tonces que el grupo de Amatitlán era una célula de un cartel mexicano instalado en el país, vinculado, como suele suceder ahora, a Los Zetas. En el allanamiento de aquella bodega, de hecho, se confiscó un vehículo con placas mexicanas. Sus dueños resguardaban dentro de ese local parte del tesoro perdido del Ejército de Guatemala.

Anuncios
Categorías:Guatemala, Noticias Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: