La goma

gradascatedralEra uno de esos días en los que Jorge se podía levantar tarde porque había salido de vacaciones de la Escuela, sintió el radiante fulgor de un haz de luz que atravesaba su cuarto por las mañanas y a lo lejos escucho el ruidero que desde temprano hacen los vendedores del mercado, se estiró, se rascó los ojos y dando un largo bostezo se reacomodó en la cama, ya todos en la casa se habían ido a trabajar y cómo de costumbre su padre le había dejado su billete de a Q.5.00 debajo del radio.    Se levantó se vistió se fue a lavar la cara y agarrando el billetío que le habían dejado se dirigió rumbo al mercado.

El mercado de Santa Ana es uno de esos mercados cantonales en los cuales desde las cinco de la mañana ya están los vendedores armando sus tarimas y alistando sus puestos para ofrecer  múltiples productos, frutas, verduras, ropa, comida preparada, juguetes, artesanías, plantas, en fin de todo y lo mejor que es puro producto fresco y en su mayoría nacional.

“Va a llevar su papa marchanta a quetzal la libra a quetzal la libra!!”,  “Solo por hoy lleve cuatro paletas por cinco quetzalitos, ¡! Aproveche cuatro por cinco!!”, “Vaya seño le tengo manzana, piña, papaya, va a llevar aproveche!!, papaya dulce papaya fresca!!”, iba Jorge atravesándose por los diferentes puestos del mercado hasta llegar a un puesto de venta de atol, Buenos días nia Licha cómo está? –saluda Jorge- Por aquíii mira mije, jodide pero siempre trabajande, que te vams a servir?, lo de siempre nia Licha un mi atolito blanco con chile y una doblada con todo! uste ya sabe!, vaya mije – dice doña Licha sirviendo inmediatamente lo solicitado-.

Ya llevaba el tercer sorbo de atol Jorge cuando sintió un sopapo en la cabeza “Que pasó George!!” –dice Hugo- Puuchis vos milagro te apareciste!!! – contesto Jorge-, Por allí vos, fíjate que he tenido problemas con mi papá que está mero malo vos, pero mañana me voy a la chingada!!!,  Y para dónde vos? –pregunta Jorge-, Para Cobán, te acordás de la Carmen?,  Y no es tu traída pues?, Como no la voy a conocer?, Pues fíjate que mañana es el cumpleaños de la mamá y aquella se lo va ir a celebrar a su casa allá en Cobán, aquella ya anda por allá y yo me voy a ir mañana para allá, porque no te venís conmigo? Acompañame!!- dice Hugo-, Aaahhh solo que le hables a mi papá vos –responde Jorge-, No te ahuevés ¡! Yo le hablo ¡! –Respondió Hugo-.

Por la tarde regresó el papá de Jorge de trabajar y ya estaban allí en la puerta esperándolo Hugo y Jorge y sin andar con rodeos le solicitaron permiso para el viaje,  respondiendo Don Jorge vayan a pasear pueh patojos, pero mucho cuidado!! No vayan a andar haciendo averías porque donde uno no conoce es peligroso!.

Esa misma noche Jorge alistó su mochila y metió allí un par de calzoncillos, un par de calcetines, su cepillo de dientes, pasta, jabón, desodorante, peine, un pañuelo y un sweater calientito, le pidió unos centavos a su papá y se acostó a dormir temprano ya que tenía que madrugar al día siguiente.

Pi-pi-piiiip  Pi-piiip –sonaba la bocina Hugo- a plenas cinco de la mañana y sale Jorge despetacado con su mochila al Hombro “jajajaaaa!! Pupusos traés lo ojitos vos toavía veh!!!!!” – Dice Hugo-, yo de qué ratos que me desperté vos!, no jodás!! –Responde Jorge- subiéndose al carro, aquella mañana fresca de sábado agarraron camino rumbo al norte saliendo por el Atlántico Guatemalteco y recorriendo aquella tierra cementera divisando cómo son raspados los cerros para la extracción de cemento y piedrín, pasando por Sanarate, Guastatoya y llegando hasta San Agustín Acasaguastlán por donde está el cruce que lleva al Biotopo del Quetzal ubicado en el municipio de Purulhá, departamento de Baja Verapaz,  lugar en donde existe un hermoso paisaje tropical considerado también como pulmón para Centroamérica y sitio protegido para la conservación del ave nacional de Guatemala,  el hermoso y único Quetzal el cual se encuentra en peligro de extinción;  Parte de Lo hermoso que tiene Guatemala es que en término de  minutos se puede pasar del clima cálido a un clima frío, la neblina tropical hace su presencia en el camino y el radiante sol va quedando atrás pudiéndose divisar en el horizonte nubes grises y una leve lloviznita la cual pareciera que está brisando, pero es tan tupida que hace a Hugo poner los parabrisas a su máxima velocidad.

Así vamos pasando por Tactic luego Santa Cruz Verapaz para por último llegar a la hermosa ciudad de Carlos V, Cobán, en la entrada ubicaron el Hotel “El Viajero”, el cual les cobraría Q.25.00 la Noche y de inmediato se registraron y dejaron sus pertenencias, salieron en búsqueda de un teléfono monedero para llamar a Carmen con quien quedaron de juntarse en el parque.

Carmen era una muchacha blanca pecosa de ojos cafés claros y cabellera rubia, cuando se encontraron con Hugo se saludaron con un largo y tendido beso en la boca, No hay que comer delante del hambriento mucha! – dijo Jorge – y se desprenden en tremenda carcajada los dos, Carmen saluda a Jorge de besito en el cachete y de inmediato empieza a mostrarles los alrededores del parque y a darles un recorrido por la ciudad, empezando a dar la vuelta estaban cuando se escucharon las campanas de la Catedral lo cual llamó la atención de los muchachos y decidieron ir a escuchar la misa, Carmen solo se tapaba la boca y sonreía picarescamente sin decir mayor cosa, a lo cual nadie puso mayor atención, al estar al pie de la mentada catedral vieron cerca de mil graditas pequeñas las que había que subir para llegar hasta la entrada de la iglesia, Yo los espero aquí –dijo Carmen con la misma risita picaresca- así que empezaron la faena muy decididamente los dos amigos, a mitad del camino ya estaban sacando la lengua, tomaron un segundo aire y siguieron con la agotadora subida,  al llegar hasta arriba se dieron cuenta de que la iglesia estaba completamente llena, había gente parada hasta la puerta, eran cientos de indígenas escuchando misa.

Bastante exhaustos los amigos se acercan a la entrada y empiezan a escuchar “jun mis nel tuj nim q’ij qxole…..” y se quedan viendo los dos con caras de babosos, pta y eso – susurra Jorge- , esta misa es en Q’eqchí vos!!! –responde Hugo-, vámonos a la chingada que aquí no entendemos ni maíz vos!! Y se regresan medio riéndose, ¡!Qué barbaridad!!, la Carmen pura lata vos, ella sabía y no nos dijo nada! – dice Jorge- , si vos!, pura lata mi traída, pero me las va a pagar!! Venían diciendo al tiempo que caminaban para abajo teniendo cuidado de no tropezar ya que un mameyazo desde esa altura y con esas graditas bien que se mata cualquiera.

Cuando llegaron abajo ya Carmen había comprado aguas gaseosas para darles a los muchachos las cuales tomaron de dos tarazcadas y dirigiedose después a casa de Carmen, los muchachos le indicaron que no se quedarían allí ya que habían pagado una habitación en el Hotel “El Viajero”,  esto molestó mucho a Carmen y luego de la respectiva regañada los hizo ir a sacar sus tiliches del hotel para luego dirigirse a la casa de Carmen, allí ya se encontraban  varios familiares compartiendo con doña Hortensia –Mamá de Carmen- celebrando sus cincuenta y tres años,  los muchachos acomodaron sus cosas en un cuartito cercano a la sala e inmediatamente un hermano de doña Hortensia se dirigió a los muchachos, Que toman ustedes patojos!! –Preguntó- porque ahorita voy a ir a comprar algo de Tapiz para alegrar la cosa pero no sé si solo traigo para mí o ustedes van a querer un su poco – continuó diciendo-, Pues si quiere lo acompaño y vemos qué traemos –dijo Jorge- saliendo luego de la casa y tomando el camino rumbo a Tactic.

Llegaron a un lugar apartado en donde se encontraba una humilde covacha rodeada de una cerca, ¡!Silverio!!! – Grito don Paco, Hermano de doña Hortensia-, del fondo sale un indígena moreno fornido medio alto de ojos negros y cara enjutada, dígame don paco en que le puedo servir, ando buscando buen Boj vos tenés!!?, Me’xtraña Don Paco la pregunta es necia ya sabe que aquí siempr’iai, lo quiere con muñeco o sin muñeco?, sin muñeco vos sin mi’aces el favor, sacando del baúl de su carro dos grandes cubetas con tapadera y un royo de maskin tape, Silverio abrió la Cerca y nos hizo sentar en un banco a un lado del ranchito, se dirigió  a la pate de atrás, y en una pequeña explanada que parecía ser todo césped se agachó y levantó una puerta (elevando el cesped), lugar en donde abajo tenía varios recipientes, con un cucharón largo y en un colador empezó a echar aquel líquido en las dos cubetas que Don Paco le había dado, inmediatamente se sintió un tufo algo fuerte cómo a fruta fermentada y después tapó ambas cubetas y las selló con Maskin Tape,  Cuantu’es?? – Preguntó Don Paco-, Que sean veinte para uste –respondió Silverio- Inmediatamente sacó su billetera Jorge y extrayendo un billete de a Q.10.00 se los dio a Don Paco, quien los recibió y pago aquel líquido.

La lluvia se hizo presente nuevamente, a esta lluvia se le conoce como chipi chipi –dice Don Paco-, si tiene su particularidad de que parece lloviznita, cómo brisita, pero es bien tupidita y moja rápidamente –respondió Jorge-, Solo por estos lugares se da este tipo de lluvia, vos de dónde sos? –Pregunta don Paco-, de Zacapa –indica Jorge-, puchis vos!! Sos de tierra caliente, aquí te vas a morir de frío!, no si por eso ya le estoy volando ojo al tapiz que compró –dice Jorge-, Que compramos dirás vos!, nomás lleguemos a la casa y nos echamos un par, ese es buen trago vos –dice Don Paco- .

Tan solo llegaron a la casa y todos reunidos contando historias y almorzando unos deliciosos tamales de arroz con carne de Chunto (chompipe), algunos bebiendo gaseosa, otros bebiendo café, algunas personas, familiares de la agasajada vestidas con trajes típicos de la región, todas ellas de tez blanca y ojos verdes o café claro, de fondo un viejo equipo de sonido haciendo sonar un disco con la incomparable marimba tocando melodías cómo “Las mañanitas”, “Las tres marías”,  “Puerto fluvial”, de repente empezó a sonar “El Caitudo” e inmediatamente aparecieron Hugo y Carmen bailando alegremente por toda la sala, en término de segundos varias parejas los acompañaron y todo aquello era algarabía y felicidad, era realmente hermoso ver todos esos trajes típicos revoloteando y siguiendo el vaivén de los ritmos musicales, sonó “Chichicastenango”, “Agentes viajeros”, “Alegres Caminos” y de repente se aparece Don Paco ¡!Y de’ai Jorgito!, no va a bailar uste!!?? Mire, allí hay un par de patojas ¡! Ganosas de que las zarandeyen!!!, Noo Don Paco, yo no sé bailar Marimba, Aaahhh!!  Bueno, entonces acompáñeme pues… y nos fuimos a sentar a la mesa.

Una señorita de las que estaban ayudando a servir nos preguntó si queríamos comer algo, Don Paco le apachó el Ojo y le dijo “conseguinos un trozo de chunto pedasiado y allí en la Hielera tengo enfriando unas botellitas, traéme una y dos pocillos!”, a lo que la muchacha inmediatamente fue a sacar de la cocina un plato grande con varios trocitos de carne de chumpipe y una botella de Boj acompañada de dos tazas de barro, ¡! Bueno patojo ¡! Echémonos un par pues!! – Dice don Paco-.

Cuando Jorge agarró aquel brebaje blanquecino y con un aroma raro, cómo a fruta fermentada le pego el primer sorbo y era dulzón, ¡! Sabroso Don Paco ¡! –Dijo-, mira pueh!!, así se toma mirá!-dice don Paco- tragándose el contenido completo de un poco más de la mitad de la taza de a tesón, y así empezaron,  Se tomaron esa botella y luego empezaron la otra, llegó un hermano de Carmen con un gran pastel en las manos y todos con júbilo empezaron a cantar las mañanitas chapinas y luego el Happy Birthday a la Homenajeada, pusieron el pastel en la mesa y repartieron una bonita porción a todos.

Pasadas de las seis de la tarde varios de los familiares e invitados se empezaron a retirar, para las ocho de la noche ya no había nadie, Don Paco a quien ya no muy se le entendía lo que decía de la matraca que cargaba, solo se levantó, fue a la Cocina, sacó una hielera en donde estaban tres botellas y las puso frente a Jorge, ¡!bueno batojoww ¡!hic!!, aquí lo dejow bien armado!!! –dijo don Paco- y se fue tambaleándose de lado a lado, Carmen algo preocupada espero en la puerta viendo que se subiera al carro y que se fuera bien.   Me preocupa cuando se va así mi tío porque se puede ir a chocar –Dice Carmen-, Pero mirá a mi dedo!! –dice Hugo- estirando la trompa y apuntándola hacia Jorge, Ahh No creás vos ¡!, aunque todavía aguanto un mi parito si ya me pegaron los capirulazos, este trago está bien shico!! Dulcito el pisadito!! –Dice Jorge-.

Doña Hortensia muy contenta los dejó en la Sala y se fue a meter a su cuarto al fondo de la casa y Jorge sorbiendo más Boj le pregunta a Carmen, Y donde me voy a quedar a dormir?, Mira Jorge, ahorita solo aquí en la sala está disponible, Hugo se va a ir a un cuartito que está allí atrás con un camastrón y yo en mi cuarto, pero te voy a hacer una advertencia, si por pura casualidad en la madrugada escuchas algunos ruidos en la calle no vayas a levantarte, ni a seguirlos porque es peligroso, Ahh no fregués!!-dice Jorge- Medio asustado, Sii es que para los terremotos de 1917 y 1918 penitenteencadenadoaquí en Cobán se les vino encima una gran pared a unos padres Domínicos y dicen que a veces se escucha que pasan arrastrando cadenas –dijo Carmen medio riendose-, Jaahh!! Miii huevo!!, entonces me voy a anestesiar bien –dice Jorge- tragando más Boj, cuando llegaron las diez de la noche ya Jorge estaba ¡bien a tuza!, y medio Doblado en la Sala, Carmen le sacó una frazada calientita, lo acostó, le quitó los Zapatos y lo tapo y apagando las luces se enfiló hacia su dormitorio.

Jorge estaba bien dormido, pero de repente empezó a sentir cómo la neblina poco a poco ingresaba bajo las puertas de la sala y el clima repentinamente empezó a descender, ¡! De repente se escucha a lo lejos!!  Un leve sonido a música gregoriana y el miedo lo empezó a invadir, quiso moverse pero no podía, la música se iba acercando y unos latigazos empezaron a sonar a lo lejos  “fsshhh-Paap”,.. “Fssshhhhhh-Pap”, a cada latigazo se escuchaban pujidos y se oía cómo un esfuerzo humano halaba pesadas cadenas, cada vez se escuchaba más cerca y más cerca estos sonidos aterradores y Jorge se heló!!, el escuchaba, miraba, pero no se podía mover, con exagerado esfuerzo intentó mover sus piernas, pero apenas lograba menear un poco su cuerpo en la misma posición horizontal en la que se encontraba y por más esfuerzo que hacía no lograba moverlas, quiso gritar, pero tampoco le salía la voz, solo pujidos, una extraña luz se vió pasar por las ventanas que daban a la calle y los sonidos se escuchaban exactamente afuera de la casa, las cadenas chirriaban espeluznantemente cada vez que eran jaladas y el sonido le producía un estremecedor escalofrío que recorría desde la nuca hasta las rodillas, su respiración aceleró y aunque hizo lo imposible por mover sus brazos, solo los hombros lograba menear un poco, intentó dar gritos aterradores pidiendo auxilio pero no lograba abrir la boca y los gritos no le salían, conforme se iba alejando la luz se iban escuchando cada vez menos los ruidos y la neblina descendía, pero el miedo no se iba y el corazón casi se le salía del pecho al joven en aquella obscura y fría Sala.      De repente un silencio tétrico lo invadió, sintió que por un rato descansó de lo que había visto y oído, abrió los ojos y al querer moverse solo logró darse media vuelta del sillón en el que se encontraba acostado y sintió que se iba en un inmenso agujero,  se aterró y empezó a gritar,… ¡!! Aaaahhhhhhhhhhhhhh ¡!!! Lograba ver sus pies y manos extendidas hacia arriba y sintiendo esa sensación de descenso hacia atrás cuando en eso se  le fue la respiración, por un segundo sintió que se le iba por completo el aire y que iba a morir, inspiró fuertemente jalando una gran bocanada de aire y de repente escuchó lejanas voces que le decían ¡! Jorge ¡!, Jorge!!, .. Abrió los Ojos y allí a la par estaba Hugo.   Puta vos!, que tenías!?,  estabas soñando o qué pisados!!?? Va de pujar y va de moverte estabas, ¡! Levantate ¡!, ya son las 8 de la mañana!!! Vamos a desayunar!, Jorge se sobo los ojos todos chelosos, se intentó levantar y sintió un intensísimo Dolor de Cabeza, el estómago lo tenía completamente revuelto y se sentía el mismo un horrible hedor que le salía de la boca, Pta, quee goma!! –dice Jorge-, por coche pisado!! No querés otra tu botellita de Boj?? – reprocha Hugo-, jah!!! Miiii huevo!!!  Jamás vuelvo a Hártame de Esa Mierda!!!.

Autor: Jorge Daniel Guillén P.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: