Archivo

Posts Tagged ‘Redes’

VoIP.

febrero 3, 2010 Deja un comentario

Viene de las palabras “Voice Over Internet Protocol” con lo cual se refiere a la transmisión de la voz a través de paquetes IP y obviamente a través de Internet.

Es importante recalcar que Voz Sobre IP no es igual a VoIP debido a que el concepto VoIP maneja “Calidad de Servicio (QoS)”, el VoIP es una tecnología  que puede transformar una conexión standard a Internet en una plataforma para realizar llamadas gratuitas por Internet usando algunos de los software gratuitos para llamadas VoIP que están disponibles también en Internet, con ésto estamos salteándonos a las compañías tradicionales de telefonía, y por consiguiente, sus tarifas (siempre y cuando no se utilice el PSTN (Public Switch Telephone Network) para el establecimiento de una llamada, o sea que la comunicación sea en la misma red).

En el caso de que se utilice el PSTN para establecer una llamada entre un teléfono VoIP o ya sea un Softphone  y un dispositivo de telefonía normal la tarificación se aplicaría cómo normalmente se hace cobrando al emisor de la llamada (en el caso de Guatemala).

En resumidas cuentas, podemos decir que: La Voz sobre IP (VoIP) es una tecnología que permite la transmisión de voz a través de las redes IP (Internet). En Internet, los datos se envían en pequeños fragmentos (paquetes) que se dispersan eligiendo el camino más corto (menos saturado) y se recomponen en el destino, haciendo así que se establezca una llamada.

Para el uso de la telefonía VoIP se utilizan aparatos especiales, o en su defecto software que emula un telefono, denominado “Softphone”, para lo cual se pueden buscar softhphones como X-Lite, ZoIPer, o Skype, el Software más conocido para la implementación de servidores de VoIP es el “Asterisk”, y varios Apliance’s (Equipos o software que integran varias aplicaciones para un determinado propósito) lo contienen, yo en lo personal he tenido muy buenas experiencias utilizando Elastix y Trixbox.

Direcciones IP (Clases de redes)

noviembre 12, 2008 Deja un comentario

El protocolo IP identifica a cada computadora que se encuentre conectado a la red mediante su correspondiente dirección. Esta dirección es un número de 32 bit que debe ser único para cada host, y normalmente suele representarse como cuatro cifras de 8 bit separadas por puntos.

La dirección de Internet (IP Address) se utiliza para identificar tanto al computadora en concreto como la red a la que pertenece, de manera que sea posible distinguir a los computadoras que se encuentran conectados a una misma red. Con este propósito, y teniendo en cuenta que en Internet se encuentran conectadas redes de tamaños muy diversos, se establecieron tres clases diferentes de direcciones, las cuales se representan mediante tres rangos de valores:

Clase A: Son las que en su primer byte tienen un valor comprendido entre 1 y 126, incluyendo ambos valores. Estas direcciones utilizan únicamente este primer byte para identificar la red, quedando los otros tres bytes disponibles para cada uno de los hosts que pertenezcan a esta misma red. Esto significa que podrán existir más de dieciséis millones de computadoras en cada una de las redes de esta clase. Este tipo de direcciones es usado por redes muy extensas, pero hay que tener en cuenta que sólo puede haber 126 redes de este tamaño. ARPAnet es una de ellas, existiendo además algunas grandes redes comerciales, aunque son pocas las organizaciones que obtienen una dirección de “clase A”. Lo normal para las grandes organizaciones es que utilicen una o varias redes de “clase B”.

Clase B: Estas direcciones utilizan en su primer byte un valor comprendido entre 128 y 191, incluyendo ambos. En este caso el identificador de la red se obtiene de los dos primeros bytes de la dirección, teniendo que ser un valor entre 128.1 y 191.254 (no es posible utilizar los valores 0 y 255 por tener un significado especial). Los dos últimos bytes de la dirección constituyen el identificador del host permitiendo, por consiguiente, un número máximo de 64516 computadoras en la misma red. Este tipo de direcciones tendría que ser suficiente para la gran mayoría de las organizaciones grandes. En caso de que el número de computadoras que se necesita conectar fuese mayor, sería posible obtener más de una dirección de “clase B”, evitando de esta forma el uso de una de “clase A”.

Clase C: En este caso el valor del primer byte tendrá que estar comprendido entre 192 y 223, incluyendo ambos valores. Este tercer tipo de direcciones utiliza los tres primeros bytes para el número de la red, con un rango desde 192.1.1 hasta 223.254.254. De esta manera queda libre un byte para el host, lo que permite que se conecten un máximo de 254 computadoras en cada red. Estas direcciones permiten un menor número de host que las anteriores, aunque son las más numerosas pudiendo existir un gran número redes de este tipo (más de dos millones).

En los rangos de direcciones ciertos números no se usan,  algunos de ellos se encuentran reservados para un posible uso futuro, como es el caso de las direcciones cuyo primer byte sea superior a 223 (clases D y E, que aún no están definidas), mientras que el valor 127 en el primer byte se utiliza en algunos sistemas para propósitos especiales. También es importante notar que los valores 0 y 255 en cualquier byte de la dirección no pueden usarse normalmente por tener otros propósitos específicos.

El Modelo OSI (Open System Interconection)

octubre 28, 2008 Deja un comentario

Es el modelo de referencia de interconexión de Sistemas abiertos creado por la International Organizatión for Standarization (ISO) en el año de 1984, brinda un marco de referencia para la definición de arquitecturas de interconexión de sistemas de comunicaciones.

Consta de siete capas que son :

La Capa física:
Es donde se especifican los parámetros mecánicos (grosor de los cables, tipo de conectores), eléctricos (temporizador de las señales, niveles de tensión) de las conexiones físicas.

Las unidades de información que considera son bits, y trata de la transmisión de cadenas de bits en el canal de comunicación (pares trenzados de cobre, cable coaxial, radio, infrarojos, Wifi, fibra óptica, etc.),  si el emisor envía un 0 , al receptor debe de llegar un 0.

La Capa de enlace:
Gestiona las entradas/salidas como interfaz de la red.
Este nivel lo integra la parte lógica de la comunicación que está compuesta por el conjunto de procedimientos para el establecimiento, mantenimiento y desconexión de circuitos para el envío de bloques de información. Controla la correcta transferencia de datos y gestiona los métodos necesarios para la detección y corrección de errores.
Entre los distintos tipos de enlace tenemos: punto a punto, multipunto y enlace en bucle..
Algunos protocolos de enlace son: protocolos orientados a caracter, protocolos orientados a bit, protocolos HDLC, entre otros.

La Capa de Red:

Determina el ruteo de los paquetes desde sus fuentes a sus destinos, manejando la congestión a la vez. Se incorpora la función de contabilidad.

La Capa de Transporte:
Comprueba la integridad de datos, ordena los paquetes, construye cabeceras de los paquetes, entre otras cosas.      Realiza la transmisión de datos de forma segura y económica, desde el equipo emisor al equipo receptor.

La Capa de Sesión:
Parecido al nivel de transporte, pero provee servicios adicionales. Por ejemplo, puede manejar tokens (objetos abstractos y únicos) para controlar las acciones de participantes o puede hacer checkpoints (puntos de recuerdo) en las transferencias de datos.

La Capa de Presentación:

Provee funciones comunes a muchas aplicaciones tales como traducciones entre juegos de caracteres, códigos de números, etc.

y La capa de Aplicación:
Cada aplicación puede tener sus propias y particulares necesidades de comunicación, existiendo algunas cuyo objetivo es el de la comunicación a distancia. Estas últimas aplicaciones especializadas en comunicaciones son las de transferencia de archivos, correo electrónico y los terminales virtuales, entre otros.

En resumen los objetivos básicos de este nivel son:

  1. Permitir el funcionamiento de aplicaciones por parte de los usuarios, dando las facilidades necesarias para efectuar operaciones de comunicación entre procesos.
  2. Ofrecer ciertas aplicaciones especializadas en procesos típicos de comunicación.

Todos estos niveles son transparentes para el usuario. Los administradores de la red pueden controlar varios aspectos de las red a los distintos niveles.