Archive

Archive for 31 agosto 2009

Hambruna azota el oriente de Guatemala

agosto 31, 2009 Deja un comentario

Mayra tiene 16 años pero aparenta 8: sufre de desnutrición crónica, como otros nueve menores muertos en los dos últimos meses en Guatemala y, según cifras de ONU, como la mitad de la población infantil guatemalteca menor de 5 años.

La piel pegada a los huesos y el rostro hinchado delatan el precario estado de salud de esta adolescente que ingresó el pasado viernes, el primer día que abrió sus puertas el Centro Fundación Castillo Córdova, un centro nutricional benéfico de la ciudad de Jalapa, 170 km al este de la capital.

La sonrisa espontánea que asoma a su rostro muestra su voluntad de vivir, aunque las ilusiones propias de su edad parecen haberse desvanecido en esta región, conocida por su frondosa vegetación.

La pobreza se refleja en los ranchos de adobe y techo de zinc, sin agua potable ni energía eléctrica.

La madre de Mayra, Zoila Méndez, de 49 años, confiesa que el año pasado la inscribieron en primero de primaria, pero se golpeó una pierna y tuvo que dejar las clases, mientras que otra de sus hijas de 11 años cursa segundo grado.

En el centro de rehabilitación se encuentran otros nueve niños en una situación similar a Mayra, entre ellos Maribel, que a sus 6 años aún no puede caminar ni jugar con otros niños porque sus piernas no la sostienen.

“Los niños no están enfermos de nada, pero están desnutridos, Maribel no camina porque no se levantaba de la cama, ahora ya se sienta y comenzó a gatear. A esa edad debería estar en la escuela”, dice Karina de Rodríguez, la administradora de esta Fundación, puesta en marcha por los dueños de la mayor cervercería de Centroamérica.

A 850 metros de este centro médico improvisado otros 22 niños reciben rehabilitación en el Hospital Nacional de Jalapa, departamento que ha erogado fuertes sumas de dinero para apoyar al fútbol, convirtiéndose en el actual campeón del balompié guatemalteco.

En el área de pediatría del hospital el llanto incesante de algunos niños y su rostro hinchado revelan un panorama desalentador.

La mayoría tiene la piel escamada y perdió parte del cabello por la falta de proteínas.

Entre los 22 niños están los gemelos Darvin y Jorvin, que a sus 9 meses tienen el tamaño de unos recién nacidos, aunque el peor diagnóstico es para el primero, que vomita todo líquido que ingiere.

El director del hospital, Elder Portillo, aseguró que la situación en Jalapa no es tan mala como en otros departamentos. Un estudio reciente realizado entre 9 mil 100 niños reveló que ‘sólo’ 0,89% padece desnutrición crónica.

Sin embargo, un informe de ONU asegura que 49% de los niños menores de 5 años en Guatemala padece de desnutrición crónica, uno de los índices más altos del mundo y el primero en América Latina.

Esta situación, a criterio de Portillo y De Rodríguez, está provocada por los altos índices de pobreza, que afecta a más de 51% de los 13 millones de habitantes.

La sequía, que ha diezmado las cosechas este año, no está haciendo más que agravar la amenaza de la hambruna en muchas regiones del país.

La escasa educación, la falta de planificación familiar -la mayoría de hogares tiene una media de siete hijos-, y el machismo sumamente arraigado en esta zona del este del país, donde los hombres visten como en el viejo oeste, con botas, sombrero y pistola al cinto, se encargan del resto.

Para el pediatra del hospital de Jalapa, Juan Carlos Rodríguez, que denunció los problemas de desnutrición, la situación es dramática porque en los últimos meses el número de pacientes pasó de cuatro a 20 casos semanales.

Rodríguez, que fue removido como jefe de pediatría a otra área, precisó que en los últimos dos meses murieron al menos nueve niños menores de 3 años.

Mientras se hacía este reportaje falleció otro que estaba en la unidad de recuperación, pero aún se desconoce si fue por desnutrición, pues en esa área también hay menores con otros problemas de salud.

Categorías:Guatemala, Noticias Etiquetas: ,

A Willy Zapata le deniegan dos amparos (Caso Banco del Comercio).

agosto 17, 2009 Deja un comentario

Dos amparos que la justicia denegó a Willy Waldemar Zapata, ex superintendente de Bancos, allanan el camino para que finalmente declare sobre su posible implicación en la millonaria estafa del BC.

Con las últimas resoluciones se cierran, una vez más, los obstáculos jurídicos con los que ha retrasado su comparecencia ante un juez de primera instancia penal que resolvería sobre su situación jurídica en ese caso.

Zapata ha interpuesto unos ocho recursos diferentes con los que ha ido aplazando su declaración en el proceso abierto por la estafa del Banco de Comercio (BC), la cual fue fijada desde el 27 de marzo de 2008 en el Juzgado Segundo de Primera Instancia.

SIN LUGAR

Zapata accionó por medio de un amparo en la Corte Suprema de Justicia, el cual fue declarado “sin lugar” por la cámara competente.

Según el fallo, Zapata exponía cuestiones de perjudicialidad en la acción, y solicitaba ser desligado del proceso penal en su contra; sin embargo, los magistrados no encontraron violación alguna en el proceso por lo que resolvieron no ampararlo. Según información extraoficial, existen dos acciones más que podrían ser denegadas.

El ex superintendente también accionó en la Sala Cuarta de Apelaciones, donde también declararon “improcedente” el amparo que ahí era tramitado.

DEMANDANTES

Francisco Maldonado, querellante adhesivo dentro del proceso penal por la estafa del BC, indicó que los más de tres mil afectados continúan con la postura de que Zapata se presente a declarar a un juzgado.
“Él (Zapata) como superintendente de bancos, tuvo la información a tiempo para poder evitar la estafa y existen documentos que indican que sus asesores le indicaron que debía denunciar anomalías en el banco y no lo hizo, lo que lo hace responsable”, explicó Maldonado.

El querellante enfatizó que todos los recursos, “sin excepción” han sido denegados a Zapata y que es claro que “con estas acciones sólo quiere retardar el proceso”, declaró.

Sabemos que tiene muchos abogados y que va a utilizar más recursos para aplazar su declaración, pero también sabemos que, aunque apele, la justicia y el estado de derecho van a prevalecer”, opinó Maldonado.

Tanto el Ministerio Público como los querellantes sostienen que Zapata incurrió en el delito de omisión de denuncia, ya que no emitió ninguna delación sobre los anómalos movimientos financieros del BC, aun cuando la Superintendencia de Bancos se lo solicitó.

Categorías:Noticias Etiquetas: